En 1749, Benjamin Franklin utilizó por primera vez el término “batería” para referirse a unas botellas de vidrio especiales que provocaban descargas eléctricas.

Alessandro Volta, en 1800, diseñó después la primera pila de la historia. Para ello Volta utilizó unos discos de zinc y plata separados por un baño empapado en salmuera, un líquido que hacía la función de electrolito. Cuando un cable se conectaba a ambos extremos de la pila, la corriente continua fluía. Un invento con el que Volta consiguió gran reconocimiento. Además, la unidad de tensión eléctrica recibió el nombre de voltio en su honor. Sin embargo, el dispositivo no podía proporcionar corriente eléctrica durante un largo periodo de tiempo.

El genio autodidacta John F. Daniell, gran amigo de Michael Faraday (el químico que descubrió las leyes de inducción electromagnética), decidió mejorar ese sistema. El británico ideó la pila Daniell en 1836 utilizando electrodos de zinc y cobre. Fue la primera en adquirir un uso práctico: sirvió para alimentar telégrafos, teléfonos y timbres de los hogares durante decenas de años.

Ya en 1866, el investigador francés Gearges Leclanché desarrolló la pila Leclanché, compuesta por dos electrodos de zinc y dióxido de manganeso. Sin embargo la gran novedad de la pila Leclanché residía en utilizar un electrolito en forma de pasta en lugar de líquido, lo cual lo hacía más ligera y fácil de transportar.

Casi al mismo tiempo que George Leclanché desarrollaba su pila, otro francés, Gaston Planté se planteaba cómo lograr que una batería descargara electricidad no solo una vez, sino que se pudiese regenerar. Así, en 1859 Planté desarrolló la batería de plomo-ácido, la primera recargable de la historia, la cual se regeneraba al hacer pasar una corriente eléctrica en sentido contrario.

No fue hasta el 1973 cuando se volvió a tener una revolución importante, y fue el físico estadounidense John B. Goodenough quien desarrolló las baterías de ión litio, utilizadas actualmente en la gran mayoría de dispositivos electrónicos utilizados hoy en día. Actualmente, Goodenough tiene 94 años, es profesor en la Universidad de Austin, Texas, y sigue trabajando en el desarrollo de las baterías.

Actividades

  1. Plantea las reacciones químicas de oxidación y reducción de las pilas de Volta y Daniell.
  2. Realiza un esquema de una pila electrolítica describiendo cada una de sus partes.
  3. Goodenough actualmente sigue trabajando en el desarrollo de las baterías de Ion Litio. Investiga qué nuevas tecnologías está desarrollando. ¿Qué aplicaciones podrían llegar a tener en un futuro próximo? En este apartado se pide aportar fuentes bibliográficas.

Objetivos

            Aprender historia de la química.

            Identificar los diferentes elementos de una pila electrolítica.

            Aplicar los conceptos de reacciones de oxidación y reducción.

            Identificar nuevas tecnologías que se están desarrollando para el futuro.

Criterios Evaluación

Identificar las partes de una pila y de una reacción de oxidación reducción.

Investigar sobre nuevas tecnologías aplicables en la actualidad.

Referencias Bibliográficas

Artículo. “De la pila de Volta al Powerwall de Elon Musk: Breve historia de las baterías” http://www.eldiario.es/hojaderouter/ciencia/bateria-pila-historia-Tesla-powerwall_0_389861108.html

                                                         José Miguel Andrés Rodríguez

Anuncios