Desde tiempos muy antiguos, se conocen distintas sustancias de origen orgánico que tienen la propiedad de cambiar su color, dependiendo de las características ácidas o básicas de las sustancias a las que son añadidas. En la actualidad, estas sustancias, y muchas otras, que se han introducido en el uso habitual de los laboratorios químicos, se utilizan con la finalidad de determinar el valor del pH de las disoluciones, así como también, el punto final de las valoraciones ácido-base. Dichas sustancias reciben el nombre de indicadores ácido-base.

Así podemos definir a un indicador ácido-base como, una sustancia de carácter ácido o básico débil, que posee la propiedad de presentar coloraciones diferentes dependiendo del pH de la disolución en la que dicha sustancia se encuentre diluida.

ACTIVIDAD: La col lombarda utilizado como indicador de pH.

Materiales necesarios:

  • Hojas de lombarda. 
  • Vasitos
  • Papel de filtro
  • Cazo para hervir agua.                   

Procedimiento:

  1. Cortamos las hojas más oscuras de la col lombarda y las cocemos en un recipiente con una pequeña cantidad de agua durante unos minutos.
  2. Dejamos enfriar y filtramos reservando el líquido y despreciando las hojas que habrán quedado sin color.
  3. Observar el cambio de color al añadir unas gotas del líquido a los vasitos con las siguientes sustancias:  
    • Vinagre
    • Zumo de limón
    • Lejía
    • Disolución de bicarbonato sódico

 

OBJETIVOS:

  • Distinguir por el color al que cambia una sustancia cuando se le agrega el indicador natural si se trata de un ácido, una base, o una sustancia neutra.
  • Utilizar un indicador natural.
  • Conocer el comportamiento químico de los indicadores ácidos-base.

 

CRITERIOS DE EVALUACIÓN:

  • Identificar correctamente, como ácidos o bases, los productos con los que se realiza la actividad.
  • Explicar correctamente el comportamiento químico de los indicadores ácidos-   base.
Anuncios