Galileo se dio cuenta de que la ley que había enunciado Aristóteles sobre la caída de los cuerpos, aquello de que la masa es proporcional a la velocidad, no parecía encajar muy bien. De esta manera, y para investigar y comprender las caídas de los cuerpos, Galileo mandó construir un raíl de madera de siete metros, muy bien pulido para que hubiera poco rozamiento, y por el cual poder tirar bolas y estudiar su movimiento.
Según él decía, si se dejaban caer dos bolas desde la misma altura, las dos caerían al mismo tiempo, ya que la masa es independiente de la velocidad. Así, usando el raíl de madera, tiró muchas veces bolas de distinto tamaño, y midió el espacio que recorrían con puntos (que equivalían a unos 0,094 cm). En esta época el tiempo era algo más difícil de medir. Galileo tenía tres métodos para medirlo:

– Con un péndulo (que no era una manera muy práctica).
– Tocando el laúd.
– La más complicada y precisa era con un reloj de agua.

Tras mucho tiempo tomando datos, se dio cuenta de que había tres tipos de movimientos: el movimiento rectilíneo uniforme, que sólo se da en condiciones ideales, en el vacío, y que fue en el que se centró Aristóteles; el movimiento periódico, como sería, por ejemplo, el circular; y, por último, el movimiento rectilíneo uniformemente acelerado, en el que el espacio recorrido es proporcional al tiempo al cuadrado.
Concluyó que la masa es independiente de la velocidad, que es cierto. Su único error fue que dijo que dos objetos de distinta masa y tamaño caerían a la vez, ya que no tuvo en cuenta el rozamiento del aire.

  • Actividad:

Antes de leer el texto, haremos dos grupos y el profesor cogerá un libro en una mano y un folio en otro y hará las siguientes preguntas:

(Tendrán que debatir en sus grupos para dar entre todos una respuesta grupal).
1. ¿Cuál de los dos caerá antes?
2. ¿Por qué?

Después de recoger sus respuestas, el profesor dejará caer los dos objetos a la vez. Ahora leerán el texto y se les hará la segunda pregunta otra vez.
El profesor hará una pelota con el folio y volverá a tirarlo junto al libro, o pondrá el folio encima del libro y lo dejará caer (ahora caerán a la vez).
El grupo que haya acertado más preguntas tendrá que buscar en internet un experimento que pruebe esta ley y enseñársela al resto de compañeros, si hay empate lo harán los dos grupos.

 

  • Objetivos:
    – Motivar a los alumnos para ver que les puede interesar lo que estudian.
    – Incitarles a la investigación.

 

  • Criterios de evaluación:
    – Se valorará la participación e interés puesto en cada fase de la actividad individualmente.
Anuncios